Podologia

Durezas y callosidades de los pies: ¿qué puedo hacer?

¿Tienes durezas en los pies? ¿Cada vez te salen más callosidades y tienes que renunciar a cierto tipo de zapatos? Este tipo de alteraciones podológicas, bastante molestas, muchas veces dañan la estética y salud de nuestros pies. Por eso, desde Clínica Imagen Sevilla te presentamos el tratamiento que te ayudará a solucionarlo.

Los pies son nuestro medio de desplazamiento diario, la parte del cuerpo que soporta todo nuestro peso, que repercute en nuestra calidad de vida y en nuestro estado de salud. Es muy fácil que se deterioren con el paso de los años y, por ello, la importancia de tener unos pies sanos, ya que es una manera de mantener activo nuestro cuerpo, de ganar autonomía, de prevenir enfermedades o de tener una mayor calidad de vida.

La quiropodia: ¿qué es?

Se trata de un tratamiento podológico que se realiza para eliminar todas aquellas alteraciones que hemos mencionado, tales como durezas, callosidades y deformaciones en las uñas de los pies, como los hongos (onicomicosis), las uñas encarnadas (onicocriptosis), entre otras muchas patologías.

Su objetivo principal es detectar posibles enfermedades y evitar que estas pequeñas lesiones aumenten su gravedad con el tiempo.

QUIROPODIA podólogo

¿En qué consiste? Para cumplir los objetivos de este tratamiento, el podólogo hará una evaluación general del estado del pie, llevando a cabo todas las técnicas necesarias para preservar la salud de esta parte de nuestro cuerpo. En caso de tener durezas, se procederá a la eliminación de estas a través del tratamiento conocido como deslaminación de hiperqueratosis.

Otro de los tratamientos que engloba la quiropodia son el corte y fresado de uñas terapéutico, que es aquel utilizado para las diferentes afecciones de la uña.

Si el problema podológico que usted tiene es de callosidades, se le realizará lo que se conoce como enucleación de helomas o eliminación del tejido inerte del pie.

También terminaremos con la posible presencia de durezas en los talones mediante el tratamiento de fresado de dicha zona.

Por último, al ser este un tratamiento algo estresante para algunas personas, se acaba con una hidratación profunda, que, además de lo obvio, relaja esta parte del cuerpo para que usted se vaya con una sensación de relajación a casa.

Hoy en día, son las personas mayores quiénes tienden a acudir al podólogo con mayor asiduidad. Esta parte de la población es más propensa a sufrir molestias en el pie y su cuidado podológico debe ser más regular. Pero esto no quiere decir que sea un tratamiento único para dicho rango de edad, si no que es recomendable y necesario para todas las personas, tengan la edad que tengan.

Cuando andamos, nuestros pies soportan el doble de peso en cada paso y si corremos este peso se multiplica por dos. Es decir, nuestros pies aguantarían 4 veces nuestro peso en un solo paso. Por eso, las visitas al podólogo son muy recomendables y prácticamente necesarias para los deportistas, al menos una vez al año, con el fin de controlar la salud del apoyo de nuestro cuerpo y evitar que afecte negativamente a su práctica deportiva.

La mejor prevención para detectar posibles dolencias o patologías y lograr sensación de bienestar es un control continuo de nuestra salud podológica. No hay una época idónea concreta del año para realizarse una quiropodia. Si presentas algunos de los problemas que hemos mencionado, no dudes en acudir al podólogo y evitar problemas en el futuro.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en Redes Sociales!

¡Los más populares!

Suscríbete a este artículo y recíbelo en tu email

No realizamos spam. Cuidaremos tus datos como si fueran los nuestros.

Promoción Dental Sedación + Irrigador